1.12.06

¿Censura? No, gracias


Hoy me he despertado añorando, toda aquella época que éramos medianamente inocentes y nos pasabamos horas y horas en cualquier ciber compitiendo a muerte, con desconocidos al principio, que después pasarían a ser buenos colegas (a pesar de que sus nombres no nos importasen, y con su nick nos bastaba).Esos ratos gritando que 'nosequien' era un campero de mierda, y que eso no valía, o que por qué 'menganito' no había avanzado todavía a la Edad de los Castillos (paquete... :P).

Personalmente creo que esas horas de mucho vicio (porque ha sido mucho) en mi juventud, no me han causado mal alguno, y soy una persona totalmente normal, y no se me pasa por la cabeza salir con una M16 a la calle, y ponerme a disparar por la Gran Vía, a ver lo divertido que es...

Por eso creo que no tienen ningún fundamento todas esas clases de absurdas restricciones, que están imponiendo a los juegos. De acuerdo que algunas son muy útiles, como por ejemplo la de destinar los juegos a un determinado público. Vale, hasta ahi, pero no de llegar al punto de censurar ciertos juegos por su contenido.

Creo que son los padres los que deben considerar a que quieren que jueguen sus hijos, al igual que hacen con los juguetes tradicionales...(¿por qué le regalan una caja de playmobil y no una casita de muñecas? Pues porque quieren que jueguen a los Playmobil sencillamente).

Los padres deberían documentarse del contenido y opciones del juego para ver si consideran oportuno que su hijo se influencie de la panatalla.Aunque sin duda lo mejor, es que sean los propios chavales los que con un poco de cabeza, seleccionen lo que es bueno y divertido para ellos, y sobretodo, diferenciando que una cosa es ficción y otra la realidad. No como algún tarado chaval del país de la Coca-cola que se fue con un amigo y el rifle de su padre, a un puente encima de una autovía a disparar a los conductores diciendo que lo hacían porque ya lo habían hecho en un videojuego.Eso, es lo que daña realmente a la industria del videojuego y todos los que nos beneficiamos de ella.
Esto lo saben los de Xbox, y lo afrontan con bastante humor, todo sea dicho. :P


3 comentarios:

Pepe dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Chemita. Yo me he pasao mi infancia jugando a juegos de pistolitas y no se me ocurre coger un arma y ponerme a disparar en un centro comercial. Lo que pasa es que hay mucho pirao por ahi en los estates. Vivan los videojuegos!!!

Anónimo dijo...

La autocensura está bien, pero es un problema de responsabilidad, y no todo el mundo la tiene. Tampoco los padres pueden/deben controlar todo lo que los hijos hacen.

JULIGAN dijo...

eso es muy cierto, yo he compartido horas y horas (no pongo un numero xq la gente se podria asustar) d vicio ininterrumpido y no he matado a nadie aunq... a veces lo he pensado??vaaaaaale pero eran las malditas tortugas (mario bros si me marco) jajaja